Fábula del lobo y la cabra

fabula de la cabra y el lobo
La cabra y el lobo

Observaba el lobo a una cabra que pastaba en los riscos de un precipicio existente en una montaña. Como no podía alcanzar a la cabra, el lobo le dijo:

Amiga cabra, baja pues ahí te puedes caer y sin embargo aquí, mira que prado más lindo donde pastar con la hierba verde y crecida.

Pero la cabra no se fiaba y le respondió al lobo:

Amigo lobo, sé que no me invitas a comer a mí, sino a ti mismo, siendo una cabra como yo el plato de un lobo tu.

Moraleja de la fábula de la cabra y el lobo

Conoce siempre a los malvados, para que no caer en sus engaños.

Fin de la fábula y refrán del lobo y la cabra


la cabra y el lobo flautista
El lobo falutista

Fábula del lobo flautista y la cabrita

Una pequeña cabra quedo rezagada de su rebaño y fue encontrada por un lobo que seguía al grupo de cabras. La cabrita al ver a lobo puso voz triste y le dijo:

– Señor lobo, se que estoy condenada a ser tu alimento. Pero para morir me gustaría me concedieras un último deseo, me gustaría que tocaras la flauta y yo brincaría bailando por última vez.

Y así lo hizo el lobo, pero los perros, que estaban cerca, al oir el sonido de la flauta salieron a ver que ocurría y terminaron acechando al lobo.

Viendo el lobo la jugada pensó:

– Me lo tengo merecido, pues si yo soy cazador, no debí ser flautista.

Moraleja de la cabrita y el lobo flautista

Tienes que realizar para lo que estas preparado y no distraerte en otras actividades que no dominas.

Fin de la moraleja del lobo flautista y la cabrita

 


fabula del lobo y el cabrito encerrados
el lobo y el cabrito

 

Fabula de la cabra encerrada y el lobo

Resguardado en un corral de una granja, un cabrito vio acercarse un lobo.

Entonces la cabra empezó a burlarse e insultarlos con gran provocación.

El lobo lo miró y tranquilamente le dijo:

– ¡Cobarde! Quien me insulta no eres tu sino el lugar en el que estas.

Moraleja de la fabula del lobo y la cabra encerrada

En ciertos momentos, la ocasión, hacen al débil arrogante ante el poderoso.

Fin del cuento del lobo y el cabrito encerrado

También te puede interesar:

Deja un comentario