Fábula del lobo y el caballo

fabula del lobo y el caballo
cuento del lobo y el caballo

Paso un lobo cercano a un gran campo sembrado con el cebada y pensó que cantidad de comida para quien le guste. Pero como este cereal no era apropiado como alimento para él, siguió su camino.

Al rato se encontró un magnifico caballo pastando en un prado y el lobo contó lo que había visto. Además se ofreció a llevarlo allí a través de un atajo que conocía, para que comiera en cantidad, pues le gustaba oír el sonido de los dientes al masticar la cebada y la hierba.

Pero el caballo mirándo al lobo fijamente le contestó:

Amigo lobo, ya me gustaría ir a mí ir allí. Pero si los lobos comieran cebada, preferirías complacer a tu estómago y no a tu oído. Así que creo estas buscando contentar tu propio estomago con una artimaña en mi perjuicio.

Moraleja de la fábula del lobo y el caballo

Hay que tener precaución con los malos que actúan como buenos, pero con unos intereses ocultos.

Fin de la fábula y refrán del lobo y el caballo

 

También te gustará estas fábulas:

 

Deja un comentario