Fabula del camello

cuento de la envidia del camello
fábula de la envidia del camello

Un camello sentía envidia de los cuernos del toro, y quiso obtener los suyos propios a semejanza del toro.

El camello se decidió emprender un largo camino para visitar a la madre naturaleza, pidiéndole que usara su poder natural y le regalara a él una cornamenta tan fuerte y bonita como la que poseía el toro.

La diosa indignada de que no se contentara de su gran tamaño y fuerza, no sólo le negó el darle los cuernos, sino que además le cortó una parte de las orejas para dejárselas más cortas.

Moraleja de la fabula de la envidia del camello

No es razón suficiente que tu vecino tenga algo que desees, para optar a conseguirlo de cualquier forma. Si quieres mejorar en algo, hazlo con tu esfuerzo y buscando progresar, la envidia no te llevara ni por buen camino ni final.

Fin de la fábula sobre la envidia

Esta fábula corta sobre la envidia, nos muestra un camello que quiere poseer lo que no tiene y que la naturaleza no le dio. Haz caso de la moraleja de la envidia en fabulas y cuentos porque la envidia consume nuestro ser.

 

Fabulas relacionadas que te gustaran:

1 comentario en “Fabula del camello”

Deja un comentario