Fabula del pavo real

fabula del pavo real
el pavo real y la envidia

Había una vez un pavo real que al salir el sol comenzaba a pasearse por los campos con vanidad, orgulloso de su plumaje. Todos los animales estaban siempre a la expectativa del momento en el que abriera su preciosa cola y dejara ver toda esa atractiva belleza que mostraba.

Uno día llego un lobo al bosque y contó que al otro lado del bosque espeso había un grupo de pájaros llamados faisanes de dorados colores y que eran conocidos por las majestuosidad de su plumaje. El lobo al oído de todos siguió hablando y exponiendo que  jamás había visto unas aves tan bellas. Los demás animales al escucharlo y pensar sobre el asunto  estuvieron de acuerdo pero no mostraron ningún interés por ir a verlo.

Sin embargo el pavo, que estaba oyendo  la conversación muy interesado, no podía creerlo. No podía haber nadie tan bonito como él. La envidia lo comía por dentro y seguro que el faisán debía tener varios defectos que los demás animales no habían visto.

A la mañana siguiente partió a buscar al faisán cruzando el bosque frondoso, porque quería comprobar la belleza del faisán con sus propios ojos. Entro en el bosque y nunca más se supo del pavo real ni del lobo.

Moraleja de la fabula sobre la envidia del pavo real:

Quien siente envidia,  suele pensar que el mérito de los demás los hace ser peores, lo cual puede llevarlos a su  a fín.

Fin del cuento del pavo real

 

También te gustará estas fábulas:

Deja un comentario