Fabulas de perros

Fabula del perro cazador y el perro guardián

fabulas de perros
fabulas de perros

Un hombre usaba a dos perros, el primero era para cazar y el otro para cuidar su casa.

Cuando iba con el de caza, y si cogía alguna presa, al volver, el amo le regalaba un pedazo al perro guardián.

No contento el perro de caza por esta acción del cazador, lanzó a su compañero algunos reproches: que sólo era él quien salía y sufría en todo momento, mientras que el otro perro, el guardián, sin hacer nada, disfrutaba del trabajo del perro cazador en el bosque.

El perro guardián le contestó:

– ¡ No es a mí a quien debes de reclamar, sino al amo, ya que en lugar de mostrarme las técnicas de la caza como a tí, me ha enseñado a vivir tranquilamente del trabajo de otro!

Moraleja de la fábula del perro guardián y el perro cazador

Pide a tus mayores que te enseñen sus habilidades y conocimientos para buscar tu futuro sustento.

Fin de la fábula y refrán del perro guardian y el perro cazador


fabula perros hambrientos
Los perros hambrientos

Fabula de los perros hambrientos.

Unos perros vieron unos trozos de carne en el fondo de un pantano, como no sabían nadar decidieron tomarlas bebiéndose toda el agua.

Tanto bebieron y bebieron que al final reventaron.

Moraleja de la fábula de los perros hambrientos

Elige bien los caminos a tu objetivo, pues pueden no ser lo más seguros

Fin de la fábula y refrán de los perros hambrientos

 

También te resultara interesante:

Deja un comentario